LT416 Principios de la Enseñanza Bíblica

0 estudiante

INTRODUCCIÓN

La palabra pedagogía es un término que nos viene del idioma griego, La palabra paidagogo. Esta palabra era usada para señalar a un esclavo dedicado a conducir al hijo del amo; el paidagogo era conductor de niños. La función no era solo llevar al niño a la escuela, sino que también tenía que vigilar su comportamiento en la escuela y en la calle, así como su conducta moral.

Esta palabra ha adquirido con el transcurso del tiempo una aplicación amplia. Para algunos es el planteamiento y las respuestas a los problemas de la educación. Para otros, es el conjunto de principios normativos que dirigen el quehacer educativo. Podemos afirmar que tiene que ver con la disciplina metodológica que dirige el proceso de la educación. La educación no busca solamente la transmisión del conocimiento, sino la formación integral y consciente del hombre.

La palabra educación etimológicamente nos viene del idioma latín; son dos las palabras que se señalan como el término que originan la palabra educación. La palabra educare significa criar, nutrir, alimentar. Otros toman como base la palabra exducere que equivale a sacar, llevar o conducir desde dentro hacia fuera. La primera palabra habla de una acción desde afuera y la segunda de facilitar lo que ya tiene el alumno. En este estudio sugerimos la combinación de ambos términos. No los concebimos como palabras opuestas; al contrario las vemos como dos aspectos o caras de una misma realidad, o de un mismo proceso que recibe el nombre general de educación.

Lo que hemos dicho hasta aquí nos lleva a considerar tres conceptos

  1. La educación es una fuerza externa que forma al individuo.
  2. La educación es una autoformación del individuo.
  3. La educación es un proceso que proporciona los medios que necesita un individuo para su autoformación

Un diccionario solamente dice: Es acción y efecto de educar.

En este estudio enfocaremos una pedagogía calificada como cristiana, lo cual es fundamentalmente bíblica. Es necesario recordar que el cristianismo difiere de cualquier sistema filosófico pedagógico, ya que su concepción acerca de Dios (teología propia), del hombre (antropología) y del mundo (cosmovisión) contrasta con la cultura griega-romana y aun la judaica. Usamos el término filosofía como un estilo de vida. Así que el propósito de la educación o pedagogía cristiana es la formación del individuo de acuerdo al paradigma bíblico. Si la educación cristiana cumple con su propósito, no veremos ataques como los de algunos filósofos que han atacado un cristianismo divorciado de la revelación bíblica. En la educación cristiana el libro de texto es la Biblia. Al agente promotor de la educación cristiana se le exige tener un buen manejo de la Palabra de Dios, 2ª Timoteo 2:15. La Biblia de las Américas dice maneja bien. Esta pericia no se logra de la noche a la mañana, se necesita invertir tiempo, esfuerzo arduo de estudio sistemático.

Esta es una materia muy importante para todo pastor o líder de la congregación ya que la enseñanza efectiva hace que la congregación crezca saludablemente. Desde una visión de Reino podemos abordar la educación cristiana como principios a ser enseñados a través de las materias o asignaturas en las escuelas particulares o colegios privados, pero también la educación cristiana como parte de la enseñanza de la bibilia en el recinto de la Iglesia.

En este mes abordaremos también la primera parte del estudio inductivo del Pentateuco, y finalizaremos en la próxima materia.

Bendiciones,

DR. HECTOR SALINAS AYALA
DIRECTOR GENERAL
UNIVERSIDAD

Instructor

$80.00