LT312 Cosmovisión cristiana

2 estudiantes

Cosmovisión cristiana: ¿Qué es eso?

Nuestra visión del mundo afecta todo lo que hacemos, lo reconozcamos o no.

El término “cosmovisión” se usa para describir un conjunto central de valores y principios a través de los cuales se entiende el mundo. Una cosmovisión es una compilación de las percepciones del mundo de un individuo, esencialmente la forma en que una persona entiende la realidad. La cosmovisión de una persona es muy importante, ya que afecta prácticamente todas las decisiones de la vida. Entonces, una cosmovisión específicamente cristiana estaría viendo el mundo a través de un lente cristiano/bíblico. Una cosmovisión cristiana es aquella en la cual la Biblia es formativa.

Una cosmovisión debe enfrentarse a las tres preguntas siguientes: (1) ¿De dónde venimos y por qué estamos aquí? (2) ¿Por qué hay algo terriblemente mal en el mundo? (3) ¿Se puede arreglar lo que está mal con el mundo? Las diferentes visiones del mundo responden a estas tres preguntas básicas de manera muy diferente. Vamos a contrastar la cosmovisión cristiana con la cosmovisión naturalista respecto a estas tres preguntas.

una cosmovisión cristiana intenta responder las tres preguntas bíblicamente: (1) Dios creó a la humanidad a su imagen para que pudiéramos tener una relación significativa con Él y nos puso en el planeta para gobernarlo (Génesis 1: 27-29, 2:15). (2) Pecamos contra Dios, sometiéndonos a nosotros mismos y al mundo a la maldición del mal, la decadencia y la muerte (Génesis 3, Romanos 8:22). (3) Dios se convirtió en un ser humano y se sacrificó a sí mismo para pagar el castigo por el pecado y para restaurar la creación algún día a un estado perfecto (Juan 3:16, 2 Corintios 5:21, Apocalipsis 21-22). Una cosmovisión cristiana debería resultar en una adhesión a los absolutos morales y a la creencia en los milagros, el valor de la vida humana y la posibilidad de perdón/redención.

Una visión del mundo es integral en su impacto. Nuestra visión del mundo afecta todo lo que hacemos, lo reconozcamos o no. Nuestra visión del mundo afecta cómo gastamos dinero, cómo tratamos a nuestros cónyuges e hijos, por quién votamos, cómo tratamos a la naturaleza, qué elegimos hacer con nuestro tiempo. Una cosmovisión cristiana verdadera y exhaustiva no es algo que pueda existir solo en la iglesia los domingos. No hay separación entre la cosmovisión cristiana y la vida cotidiana. Jesús mismo debe ser nuestra cosmovisión (Juan 14: 6). Formar nuestra cosmovisión sobre su vida y sus enseñanzas es la única forma de navegar a través de este mundo. De eso se trata una cosmovisión cristiana.

En esta materia también revisaresmo contenidos educativos que tienen que ver con capacidades y conocimientos de un Líder cristiano así como de la Consejería cristiana.

DR. HECTOR SALINAS
Director

 

Instructor

Gratis